La campaña Basta de Balas de Amnistía Internacional ha logrado influenciar el activismo en otros países de las Américas e, incluso, en países tan lejanos como Hungría. La conceptualización de Basta de Balas ha sido utilizada por AI Brasil y AI Estados Unidos para alzar la voz contra la brutalidad policial contra personas afrodescendientes

Desde 2012, la campaña Basta de Balas de Amnistía Internacional Venezuela ha generado conciencia en las personas sobre la urgencia de reducir los índices de muertes y violencia armada en el país, a través de políticas públicas eficientes que controlen el uso de las armas de fuego y municiones.

En un país con uno de los índices de homicidios más altos de la región, el activismo de Amnistía Internacional hace pues un llamado para que los actores políticos se comprometan a apoyar instancias con mandatos de largo plazo, que incluyan a todos los sectores sociales e instituciones gubernamentales relevantes, para que se discuta, analice, desarrolle y evalúe el avance de una política integral de control de armas y municiones. La organización entiende que una política integral de armas debe incluir, como mínimo, medidas claras para la asistencia, atención y apoyo a las personas lesionadas y los familiares de las víctimas fatales del uso de armas de fuego; y limitaciones estrictas, el marcaje completo, el registro efectivo, el rastreo, la rendición de cuentas y contraloría social a la producción/importación/almacenamiento de las armas y municiones.

La emergencia humanitaria compleja por la que atraviesa Venezuela ha afectado a toda la población y ha acentuado el problema de la inseguridad, en especial para los más vulnerables. Basta de Balas se ha sumado a la exigencia de medidas que resuelvan la grave crisis que padecen las personas en Venezuela a través de mensajes como “Las balas no se comen”.

“A lo largo de los últimos tiempos y en especial este 2017 se ha visto cómo una gran cantidad de recursos que podrían estarse dedicando a atender las dramáticas necesidades de una población que se enfrenta desde hace años a la inflación más alta del mundo y carencias de todo tipo, tanto en el área de la salud como de la alimentación, se despilfarran en draconianos despliegues de control de manifestaciones y gasto militar” manifestó Marcos Gómez, director de Amnistía Internacional Venezuela.

“Parece que es más fácil armar a civiles afectos al gobierno y sacar a las fuerzas de seguridad a disparar y cometer abusos de manera indiscriminada que encontrar soluciones efectivas y humanas a las necesidades básicas de la población. Esto tiene que cambiar o las consecuencias podrían ser aún peores”.

En su informe 2016, el Ministerio Público Venezolano reportó 21.752 personas víctimas de homicidios intencionales o dolosos, de tal manera que la tasa de homicidios por cada 100 mil habitantes en el país según las últimas estadísticas disponibles es de 70,1 personas por cada 100.000 habitantes, entre las más altas del mundo.

La campaña Basta de Balas ha contado con la participación de reconocidos artistas y personalidades influyentes en la opinión pública; también ha estado incluida en reconocidos eventos como el Festival Nuevas Bandas, la ExpoTattoo y la Expo Gastronomía. Ahora estará presente en el Festival de Música Urbana, en el que artistas caraqueños alzarán su voz contra la violencia armada.

La campaña ha logrado influenciar el activismo en otros países de las Américas e, incluso, en países tan lejanos como Hungría. La conceptualización de Basta de Balas ha sido utilizada por AI Brasil y AI Estados Unidos para alzar la voz contra la brutalidad policial contra personas afrodescendientes.

Para mayor información, sigue las redes sociales de Amnistía Internacional Venezuela en Twitter, Facebook e Instagram como @amnistia, e ingresa a nuestra página web: www.amnistia.org.